Ocupación Hotelera Febrero 2020 Elche Turismo

Febrero consigue una tasa de ocupación del 74,8% en Elche, 8,8 puntos por encima del valor de 2019

La rentabilidad también crece y se sitúa en 54,08 euros por habitación

Elche, 10 de marzo de 2020

La tasa de ocupación hotelera de los establecimientos ilicitanos ha experimentado un notable ascenso en el segundo mes del año, hasta situarse en el 74,8%, valor que supera en 8,8 puntos porcentuales el alcanzado en febrero de 2019 y que es el más alto de la serie histórica para este mes.

Por otra parte, el revpar, indicador que representa el ingreso medio por habitación disponible, también ha recuperado el tono y en febrero ha alcanzado los 54,08 euros y supera en 1,49 euros el precio de febrero de 2019. Se supera así el bache de enero y la rentabilidad retorna a números negros.

El comportamiento del mes ha sido positivo tanto en ocupación como en ingresos. A ello ha contribuido la celebración en la ciudad de un evento que ha permitido colgar el cartel de completo en numerosos establecimientos. Se trata de FACOELCHE, la reunión científica dedicada a la cirugía facorrefractiva que se celebra todos los años en la ciudad y que en esta ocasión fue del 6 al 8 febrero.

 

El turismo español mantiene su competitividad

El contexto nacional sigue mostrándose sólido y avanza en competitividad. Los últimos datos disponibles, correspondientes al mes de enero, reflejan una tasa de ocupación del 46,14%, lo que supone un ascenso del 2,4% frente al mismo mes de 2019.

El Revpar para el conjunto de España llega a 44,51 euros, lo que representa un ascenso del 2,79% respecto a enero del pasado año.

El aeropuerto de Alicante-Elche comienza 2020 acusando los efectos de la borrasca Gloria y el cierre ocasionado por el incendio de la cubierta. Así, enero registró 743.713 pasajeros, un 5,3% menos que el mismo mes de 2019.

Incertidumbre por el Covid-19

Los buenos datos de febrero no ocultan la inquietud del sector ante los efectos que la expansión del coronavirus Covid-19 pueda tener en los próximos meses en el negocio turístico. El ritmo de reservas se ha ralentizado notablemente y las cancelaciones para las próximas semanas son motivo de preocupación.

Desde AETE se quiere transmitir un mensaje de confianza en la labor de las autoridades sanitarias y las medidas de contención puestas en marcha. Asimismo, los establecimientos turísticos ilicitanos ofrecen su máxima colaboración para lograr minimizar los efectos de esta nueva enfermedad y poder recobrar la normalidad cuanto antes.