Esther Guilabert pide un mayor compromiso para convertir Elche en un destino turístico diferenciado

La presidenta de la Asociación de Empresas Turísticas de Elche (AETE), Esther Guilabert, ha pedido en su intervención en el Debate sobre el Estado del Municipio un compromiso decidido de la Administración local para que el término municipal de Elche se convierta en un destino turístico bien posicionado y competitivo, aprovechando el impulso que se puede dar al sector en el periodo de superación de la pandemia.

Guilabert ha señalado que “para el sector turístico los últimos quince meses han sido un periodo que se puede calificar, sin paliativos, como nefasto. Ha pasado de representar el 12,4% de la economía española al 4,3%. La limitación de la movilidad y las medidas de distancia social e higiénico-sanitarias adoptadas para superar la pandemia han generado caídas sin precedentes en los datos de ocupación”.

La presidenta de AETE ha puesto de relieve un par de datos que ilustran la situación: diciembre fue para los establecimientos hoteleros ilicitanos el colofón a un año negro, con una tasa de ocupación del 37,9%, el peor dato del ejercicio, 9,3 puntos porcentuales por debajo del valor del mismo mes de 2019; y en abril el dato subió hasta el 54,1%, lo que supone 24,7 puntos menos que hace dos años.

En su intervención ha ilustrado la dramática situación que vive el sector: “Hoteles, restaurantes, transportes, centros de ocio y de deporte cerrados de forma permanente o parcialmente; buena parte de los equipos humanos en ERTE o han perdido sus empleos; y numerosas empresas dependiendo de las escasas y tardías ayudas de la Administración para intentar subsistir en un marco plagado de adversidades, es un retrato fiel, pero dramático de lo que hemos vivido desde marzo de 2020”.

Ha reconocido el esfuerzo de todas las administraciones para que no se perdiese el tejido productivo, pero que “han llegado con retraso y no han atendido todas las necesidades. De hecho, en estos momentos sería necesario un nuevo programa de ayudas directas para no perder más tejido turístico”. Ha añadido que “en este punto me gustaría llamar la atención sobre la injusta limitación que han impuesto numerosas ayudas dejando fuera a aquellas empresas que tienen más de 10 trabajadores cuando, en mucho de los casos, se trata de los pilares sobre los que se sustenta el sector y su imagen”.

 

Otro verano perdido

Ha comentado en su intervención que los empresarios tenían puestas sus esperanzas en una vacunación rápida y universal, lo que permitiría una veloz recuperación de la movilidad nacional e internacional para este verano. “La realidad es otra. Las previsiones de organismos solventes como Exceltur indican que los datos del estío serán más bajos de los esperados a principios del ejercicio y que se cerrará 2021 con una caída de ventas de casi el 50% respecto a los valores de 2019. De hecho, el turismo británico no tendrá una incidencia notable en nuestro territorio hasta julio”, ha añadido.

A pesar del sombrío panorama actual, “tenemos esperanza en el futuro y en aprovechar el proceso de recuperación incipiente que se está iniciando para convertir Elche en un enclave turístico competitivo. Tenemos la ilusión de que el Plan Estratégico para convertir Elche en un Destino Turístico Inteligente que se ha empezado a redactar, con el que estamos totalmente comprometidos, sea el marco adecuado para dar este paso hacia el futuro”. Aunque ha añadido que “en tiempos no muy lejanos contamos con documentos estratégicos similares que no surtieron el efecto esperado por falta de compromiso y de un plan de inversión con una dotación presupuestaria suficiente”. Para ella, Elche cuenta con muchos y diferenciados atractivos que “hay que transformar en productos turísticos que ofrezcan experiencias interesantes, en la línea de paquetización que ya ha comenzado a desarrollar Visitelche”.

Esther Guilabert ha comentado que si la pandemia ha traído alguna cosa positiva es que “partimos de una situación más igualada con otros destinos desarrollados. Debemos aprovechar la oportunidad para posicionarnos entre los destinos más atractivos de la Costa Blanca”.

 

Proyecto de Centro de Congresos

La presidenta de AETE ha compartido una reflexión sobre el magnífico informe que ha realizado la Universidad Miguel Hernández a petición de la organización que preside, de CEDELCO y Elche Piensa bajo el título “Recomendaciones Estratégicas para la Promoción de un Palacio de Congresos en la ciudad de Elche. Ubicación, ventajas e inconvenientes”.

Ha afirmado que los miembros de AETE “creemos que el documento cumple con los objetivos fijados de antemano: recoger la opinión de un buen número de especialistas y profesionales, así como los criterios objetivos para la instalación de un centro de congresos; disponer de una lista no cerrada de posibles ubicaciones que cumplen esas premisas; y, conocer las posibilidades de éxito del proyecto de Jayton. Por tanto, los agentes implicados y la sociedad en general disponemos ahora de más argumentos sólidos para abordar y cerrar este debate cuanto antes, para decidir la ubicación del Centro de Congresos con garantías de éxito. Máxime cuando Alicante planea un edificio para organizar congresos en el puerto cuya construcción quiere iniciar en breve”.

Para terminar su intervención, ha resaltado que “los empresarios integrados en AETE, como el resto de la sociedad ilicitana, hemos dado muestras de nuestra resiliencia durante este largo y duro camino para superar los efectos de la pandemia y también de nuestra fe en el futuro. Estamos dispuestos a profundizar en la colaboración público-privada para contribuir al crecimiento del sector al ritmo que necesita el término municipal para aportar bienestar, riqueza y empleo. Tenemos por tanto una oportunidad histórica para impulsar el reposicionamiento del sector turístico. Para aprovecharla es preciso agilizar el sistema de colaboración, para avanzar:

  • en la transformación del modelo turístico hacia la sostenibilidad;
  • la modernización del ecosistema turístico;
  • la apuesta por la digitalización;
  • la búsqueda de la excelencia;
  • y conseguir una mayor competitividad”.

Elche logra una ocupación hotelera en abril del 54,1%, lo que supone 24,7 puntos menos que lo alcanzado en 2019

El precio medio sube por tercer mes consecutivo y llega a los 48,19 euros

Elche, 12 de mayo de 2021

Los alojamientos del municipio ilicitano han situado en abril su tasa de ocupación hotelera en un 54,1%, lo que supone un ascenso de 7,5 puntos porcentuales respecto a marzo. En abril de 2020 los establecimientos estaban completamente cerrados a consecuencia de la primera ola de la pandemia, sin embargo, respecto al mismo mes de 2019 la caída es de 24,7 puntos.

Por su parte, la rentabilidad continúa su tendencia ascendente y registra un precio medio de 48,19 euros y supera el de marzo en 2,73 euros por habitación. Es un dato positivo, que sin embargo sigue muy alejado (5,23 euros por debajo) del precio medio de abril de 2019.

Han contribuido al ascenso de la ocupación la Semana Santa y la Volta a la Comunitat Valenciana, competición ciclista que en esta ocasión partía de Elche.

Las restricciones de movilidad vigentes todo el mes, como el cierre perimetral entre comunidades y las exigencias sanitarias y limitaciones a los viajes internacionales han impedido el normal flujo de visitantes con motivación vacacional y es mayoritariamente el cliente de negocios nacional quien hace uso de los servicios de alojamiento hotelero de la ciudad.

La práctica ausencia de eventos para grandes aforos y con capacidad de atracción lastra también la recuperación del turismo.

El contexto nacional muestra un panorama también negativo. Con la información estadística de marzo, las pernoctaciones caen un -57,9% respecto al mismo mes de 2019 y el gasto total en un -76,4%. Por su parte, la tarifa media por habitación ocupada retrocede un 16,2% y cae hasta los 65,51 euros.

El Aeropuerto de Alicante-Elche sigue en mínimos, con 61.938 pasajeros y una bajada del -86,9% respecto a marzo de 2020.

La situación en su conjunto sigue siento muy negativa para el sector turístico ilicitano. Varios establecimientos hoteleros siguen todavía cerrados y los que mantienen sus puertas abiertas están lejos de equilibrar sus balances. La positiva evolución de la pandemia en la Comunitat Valenciana no se ha traducido hasta ahora en una mayor flexibilización de las medidas restrictivas. Confiamos en una progresiva mejora de las reservas coincidiendo con el fin del estado de alarma a escala nacional y el restablecimiento de la movilidad entre comunidades autónomas. Respecto al turismo internacional, sigue siendo imprescindible alcanzar un acuerdo sobre el Certificado Verde Digital que permita su implementación efectiva y anime la movilidad.

El ritmo de vacunación debe acelerarse al máximo para permitir devolver la confianza a los turistas que ansían retornar a viajar sin miedo ni restricciones.

AETE y el IES Tirant lo Blanc firman un acuerdo de colaboración para mejorar la formación en Hostelería y Turismo

Elche, 20 de abril de 2021

La presidenta de la Asociación de Empresas Turísticas de Elche (AETE), Esther Guilabert, y el representante del IES Tirant lo Blanc, Darío Martínez, han firmado un acuerdo de colaboración para potenciar la familia profesional de Hostelería y Turismo que se imparte en el centro. Ambas instituciones se comprometen a poner en marcha una bolsa de estudiantes y antiguos alumnos para la realización de prácticas en las empresas integradas en la organización empresarial y también para la gestión de contratación de profesionales. Para activar este acuerdo se va a crear un grupo de seguimiento que se reunirá todos los años para compartir las necesidades de las empresas y adaptar los programas formativos a las necesidades del mercado laboral.

AETE también ha mostrado su apoyo a la propuesta del instituto para la construcción de un aulario, aprovechando el Programa Edificant, específicamente para la impartición de los distintos ciclos de la familia profesional de Hostelería y Turismo que necesita el sector profesional para la adecuada cualificación de los estudiantes, así como la solicitud del Grado Medio de Cocina y Gastronomía para dar cobertura a un colectivo de profesionales muy cualificados que necesita el sector.

La Asociación también ha apoyado la solicitud de la implantación de los Ciclos Formativos de Grado Superior (CFGS) de Agencias de Viajes y Gestión de Eventos; Guía; Información y Asistencia Turística; y Gestión de Alojamientos Turísticos, todos en modalidad semipresencial. Se trata de un centro de referencia para la formación de profesionales del sector turístico con más de 15 años de experiencia, que cuenta con la carta Erasmus y cuenta con la certificación ISO 9001 para las FCT. Con esta formación se busca facilitar la preparación de las distintas áreas de la Familia Profesional de Hostelería y Turismo, lo que redundará en la formación de plantillas más competitivas y dará respuesta a la demanda de personal cualificado y la formación continua para los profesionales en activo.

La presidenta de AETE, Esther Guilabert, ha destacado la firma del evento como “tremendamente importante”, ya que se trata de una forma de “estrechar lazos” con este centro educativo y de “vincular la formación a los profesionales que trabajarán en el día de mañana en la hostelería y restauración en la ciudad de Elche”. “Entendemos que va a ser un acuerdo provechoso y que va a redundar en un beneficio mutuo”, asegura Guilabert.

Por su parte, el representante del IES Tirant lo Blanc, Darío Martínez, ha señalado como “una oportunidad única” que “supone estrechar lazos con el sector empresarial” y “conocer de primera mano cuáles son las necesidades del sector turístico ilicitano” para “poder preparar a los alumnos con contenidos más prácticos y que faciliten la adaptación al mercado laboral de los alumnos”. “Como Centro de Formación Profesional público, lo que buscamos es dar una salida profesional a nuestros alumnos lo más cercana posible a la realidad que se van a encontrar en el mercado laboral”, destaca Martínez.

La ocupación hotelera en Elche se queda en un 46,6% en marzo, 8,1 puntos por debajo del mes de inicio de la crisis sanitaria

La rentabilidad mejora levemente respecto a febrero, con un precio medio de 45,56 euros, pero es 4,33 euros inferior al de marzo de 2020

Elche, 15 de marzo de 2021

La tasa de ocupación hotelera en Elche ha llegado en marzo al 46,6%, un dato anómalamente reducido para un año turístico anterior a la pandemia ocasionada por el Covid-19. Si llevamos la comparación a la tasa de 2019, que logró un 65,0%, se percibe con más claridad la abultada diferencia que separa el dato de 2021 con la antigua normalidad. Valorado en relación con contexto de crisis sanitaria actual, el valor de marzo supone un ascenso de 6,9 puntos porcentuales respecto al mes precedente y es 8,1 puntos inferior al mismo mes de 2020, que se situó en un 54,7%. Hay que recordar que fue entonces cuando comenzaron las medidas extraordinarias que se tradujeron en el cierre del sector.

En cuanto a la rentabilidad, con un precio medio en marzo de 45,46 euros, hay una mejora de 1,50 euros respecto a febrero. Sin embargo, el dato interanual es negativo, 4,33 euros menos que en aquel ya difícil marzo.

En la evolución respecto a febrero ha incidido positivamente el final de las severas restricciones que impedían en la Comunitat Valenciana la salida y entrada en municipios de más de 50.000 habitantes en fines de semana y la reapertura de la hostelería y que ha supuesto la recuperación de la clientela de ocio de proximidad.

Sigue, sin embargo, imposibilitado el turismo vacacional nacional por el cierre perimetral de las comunidades autónomas y muy restringido el turismo internacional por las exigencias y limitaciones impuestas a los viajes desde fuera de nuestras fronteras.

Las mermadas tasas de ocupación se corresponden fundamentalmente con clientela nacional de negocios. Apenas reseñable ha sido la incidencia que han tenido algunos eventos que se han llevado a cabo en la ciudad, como el Campeonato de España Absoluto de Natación con Aletas, los días 13 y 14 o el puente de San José.

La situación en el contexto nacional (con datos de febrero) es también negativa. Las pernoctaciones retroceden un -86,5% respecto al mismo mes de 2020, el gasto total de los turistas internacionales cae un 93,3% en el dato interanual y la tarifa media por habitación ocupada se retraer en un -28,20%.

Por su parte, el aeropuerto de Alicante-Elche ha cerrado marzo con 61.938 pasajeros, que supone un retroceso del -86,9% respecto al mismo mes de 2020.

La situación del sector turístico en Elche sigue siendo agónica. A pesar de los positivos datos de evolución de la pandemia en la Comunitat Valenciana, el paulatino incremento de incidencia en el conjunto nacional y la preocupante situación sanitaria del entorno europeo no hacen prever la recuperación de la movilidad a corto plazo.

Seguimos dependiendo de un avance significativo en la vacunación que permita lograr una inmunidad de grupo y ofrecer una razonable certidumbre respecto a los viajes. Es imprescindible que las autoridades aceleren el ritmo de vacunación para dejar atrás esta situación insostenible para el turismo. De la misma forma, es necesario que el pasaporte sanitario europeo sea una realidad cuanto antes, como fórmula para ir recuperando poco a poco la normalidad.

Esther Guilabert: “La salida de esta crisis sin precedentes puede ser una oportunidad para repensar el sector, salir reforzados y con mayor capacidad de competir”

La presidenta de AETE considera que “numerosos estudios confirman que hay una demanda de viajes MICE contenida, que se disparará en cuanto el escenario lo permita”

La presidenta de la Asociación de Empresas Turísticas de Elche (AETE), Esther Guilabert, ha participado en un encuentro del mundo del turismo bajo el lema #ElTurismoEsLaVacuna, que se ha celebrado en Benidorm. En el acto, organizado de forma presencial y retransmitido por el canal oficial de la Generalitat, han tomado parte representantes de las organizaciones e instituciones más relevantes del sector, así como varios cientos de empresarios y profesionales.

Este evento se ha organizado para reivindicar la importancia del turismo en nuestro sistema económico y social, sin que haya posibilidad alguna de sustituirlo por ningún otro sector productivo ni en el corto ni en el largo plazo.

Guilabert ha centrado su intervención en el mercado MICE y ha señalado que “cuando llegó la COVID-19, España estaba en pleno auge del turismo MICE y, siguiendo la tendencia mundial, se había convertido en uno de los motores principales de desarrollo del sector servicios, ya que el 20% de los turistas que viajan lo hacen por negocios. Antes del paréntesis generado por la pandemia en España, tercer país con mayor número de eventos, el turismo MICE generaba un volumen de negocio de 20.000 millones anuales, según la Asociación Ibérica de Viajes de Negocio y representaba el 6% del turismo nacional”.

Ha resaltado que el turismo de negocios es muy atractivo “por su gasto medio: mientras el turista de sol y playa gasta en torno a 146 euros diarios el turista MICE alcanza los 208 euros. Además, los beneficios no son solo económicos, también los hay de carácter social y de proyección de imagen de los territorios”. Y ha añadido que el “Consejo Mundial de Viajes y Turismo asegura que el segmento de los viajes de negocio representa el área de crecimiento potencial más importante para España. Por tanto, debemos aplicar recetas imaginativas para solventar cuestiones clave como la estacionalidad”.

La presidenta de AETE ha resaltado que la Costa Blanca tiene que aprovechar sus fortalezas: infraestructura hotelera e instalaciones para albergar este tipo de eventos; accesibilidad desde cualquier parte del mundo y buenas conexiones de transporte; climatología favorable prácticamente todo el año; una amplia oferta complementaria; la profesionalidad de los recursos humanos y la buena imagen exterior.

Para Esther Guilabert, este duro paréntesis “que está poniendo a prueba la capacidad de resiliencia de las compañías y que ha puesto al borde del abismo o ha acabado con miles de empresas y puestos de trabajo, abre una ventana a la esperanza. La salida de esta crisis sin precedentes puede ser una oportunidad para repensar el sector, salir reforzados y con mayor capacidad de competir”.

La llegada de la vacuna, la paulatina apertura de las fronteras y los avances en movilidad, serán los pilares de una pronta recuperación. Para ganar tiempo y proyección en los mercados internacionales, debemos hacer un esfuerzo para transformar las incertidumbres, los aplazamientos y cancelaciones en certezas, seguridad, confianza y crecimiento.

Guilabert cree que “numerosos estudios confirman que hay una demanda de viajes MICE contenida, que se disparará en cuanto el escenario lo permita. Hemos de conjugar las ventajas de la digitalización para organizar eventos híbridos y virtuales, con el insustituible contacto personal en las relaciones comerciales y todo ello combinado con una oferta de experiencias únicas que hagan atractivos los viajes de negocios”.

Ha resaltado que en los últimos doce meses los empresarios y sus equipos humanos han realizado un esfuerzo ímprobo para mantener abiertas y listas sus instalaciones esperando la llegada de viajeros. También ha destacado que “los recintos feriales de toda España han demostrado su versatilidad y utilidad como instalaciones de carácter estratégico para los territorios. Se han convertido en hospitales, en la memoria colectiva quedarán para siempre las imágenes de IFEMA convertida en centro hospitalario; almacenes de material sanitario; centros de almacenamiento de residuos COVID y, ahora, en esta recta final tal y como es el caso de la Institución Ferial Alicantina, centros de vacunación masiva. Para continuar diciendo que “los espacios MICE han estado desde el principio en la solución y más lo estarán, si cabe, con la vuelta a la actividad presencial. Sirviendo, con su actividad congresual y ferial, de acicate e impulso para los sectores económicos”.

Ha finalizado su intervención comentando que “hoy más que nunca, el turismo es la vacuna”.

También han intervenido el presidente de Hosbec, Toni Mayor; la presidenta de APHA, Victoria Puche; la presidenta de AEHTMA, Cristina Sellés; el presidente de TEMPS, Joaquín Deusdad, y el vicepresidente ejecutivo de ASHOTUR, Luis Martí. En la clausura han participado el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón y el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer. 

#ElTurismoEsLaVacuna