Nota de prensa de AETE con peticiones al alcalde de Elche

AETE propone al Ayuntamiento de Elche el lanzamiento de unos “bonos” para potenciar el consumo en los establecimientos turísticos y comerciales

Elche, 15 mayo de 2020

La Asociación de Empresas Turísticas de Elche (AETE) ha propuesto al Ayuntamiento de Elche un proyecto de lanzamiento de bonos para impulsar el consumo en establecimientos turísticos y comerciales, con el apoyo de la sociedad ilicitana.

Se trata de la emisión de unos bonos para potenciar el gasto, que solo se pueden utilizar en establecimientos comerciales y turísticos del término municipal ilicitano. Cada bono tendría un valor de 25,00€, de los que el comprador pagaría 20,00€ y los otros 5,00€ los abonaría el Ayuntamiento (o entidades, empresas e instituciones que colaboren con la iniciativa). También cabría la posibilidad de hacerlos del doble de valor (50,00€), con los mismos porcentajes de aportación.

Su impacto en la reactivación de los sectores afectados sería muy notable ya que, por cada 100.000,00€ de inversión en el proyecto se generaría un consumo de medio millón de euros, a lo que habría que sumar el gasto inducido. Creemos que es una iniciativa que implicaría a todos los ilicitanos y que permitiría potenciar el comercio y la hostelería de todos los barrios de la ciudad.

Este tipo de iniciativa ya está funcionando con éxito en otros territorios de España, en los que ha potenciado la implicación de los ciudadanos en la recuperación del comercio y los servicios turísticos locales.

Nota de prensa de AETE con peticiones al alcalde de Elche

AETE considera que los “corredores turísticos” en Europa son una iniciativa para salvar la temporada estival

Elche, 14 de mayo de 2020

La Asociación de Empresas Turísticas de Elche (AETE) valora positivamente que la Unión Europea haya explicitado el valor estratégico del sector turístico para la economía de Europa y sus propuestas para la creación de corredores seguros entre mercados emisores y destinos, con el objetivo de recuperar volúmenes significativos de turistas y facilitar la movilidad internacional, sobre todo de países como Alemania, Francia y Reino Unido.

La presencia de turistas extranjeros es vital para la pervivencia del turismo en Elche y en la Costa Blanca. Por ello, las empresas están realizando un gran esfuerzo en la preparación de sus instalaciones con equipamiento para el control y la higiene permanente; formación del personal y la aplicación de los protocolos sanitarios, con el objetivo de que los visitantes sientan que nuestro término municipal es un destino seguro y para que el sector se convierta en una pieza importante en la lucha contra el COVID-19 durante la temporada estival.

AETE reclama flexibilidad en los ERTE y más coordinación en la desescalada del sector turístico

La asociación empresarial respalda las demandas que han realizado más de un centenar de empresarios de la hostelería de Elche

Elche, 30 de abril de 2020

 

La Junta Directiva de la Asociación de Empresas Turísticas de Elche (AETE) ha analizado la situación del sector y el plan propuesto por el Gobierno para la recuperación de la actividad y ha realizado las siguientes consideraciones:

 

1.- Los ERTES que se solicitaron por fuerza mayor deber ser flexibles y dar la posibilidad, a los empresarios que lo necesiten, de ampliar su duración 6 meses más allá del fin del estado de alarma, en las mismas condiciones que se solicitó, para que las empresas puedan adaptar su estructura a la evolución de la demanda. De esta forma se evitará las irreparables consecuencias de la desaparición de un gran número de empresas y de la destrucción de empleo.

 

2.- Es preciso mejorar la coordinación con el sector en el proceso de desescalada, dada la gran sensibilidad y relevancia del turismo.  No tiene sentido un plan de vuelta al trabajo como el que ha presentado el Gobierno sin un protocolo de protección específico para cada uno de los subsectores integrados en la industria turística.

Los protocolos en los que está trabajando el Instituto para la Calidad Turística (ICTE) no estarán operativos hasta dentro de 3 semanas, lo que provoca un desajuste inexplicable con las primeras fases de desescalada, que empiezan de inmediato. Esto genera un escenario de incertidumbre en el que los establecimientos tendrán la posibilidad de abrir al público sin tener certeza sobre las medidas de protección que deben adoptar.

En esta situación, AETE considera que la llamada desescalada de la hostelería es absolutamente inviable fundamentalmente porque los porcentajes de ocupación propuestos no permitirían mantener abiertos los establecimientos, puesto que no permitirían cubrir los costes de estructura. Tampoco será posible la recuperación de los servicios en los hoteles si se plantea que la puesta en marcha se debe hacer en fases en las que todavía no se permite la movilidad de personas entre provincias, lo que conllevaría una apertura sin clientes.

 

Apoyo unánime a las peticiones de la hostelería

La Junta Directiva de AETE ha mostrado su respaldo unánime a la campaña de protesta emprendida por un gran número de restaurantes y bares de Elche para denunciar la escasa coherencia de las medidas tomadas por el Gobierno en el proceso de desescalado, ya que su supervivencia es la supervivencia de todo el sector turístico.

 

Más medidas de apoyo

En la reunión también se han considerado positivas las ayudas a autónomos y pymes de hasta 5 empleados que ha lanzado el Ayuntamiento, aunque AETE reclama un plan de ayudas específicas para las empresas del sector turístico más abierto, ya que en la gran mayoría de las empresas no se pueden acoger a estos programas de apoyo.

 

Para las empresas turísticas también es acertada la exención de tasas de terrazas aprobada hoy por el Ayuntamiento de Elche. En esta línea de respaldo al sector turístico es imprescindible avanzar en la aplicación de otras medidas como: bonificar los alquileres comerciales, ampliar la exención a otras tasas municipales y permitir que establecimientos que no tenían terraza puedan montar un espacio al aire libre.

Por último, ante una crisis de esta dimensión los empresarios reclaman un plan de acción turístico para Elche, en cuyo diseño tenga participación activa el sector, que permita paliar los efectos de esta pandemia que ha derivado en una crisis económica de gran magnitud.

Las empresas turísticas piden medidas coordinadas de todas las Administraciones para recuperar el sector

Elche, 17 de abril de 2020

Cuatro representantes de la Asociación de Empresas Turísticas de Elche (AETE) han solicitado en el programa “El Análisis” de Teleelx que las Administraciones coordinen paquetes de medidas de gran calado para impedir que el sector turístico, uno de los pilares de la economía y el empleo, se hunda en los próximos meses. La presidenta de la asociación, Esther Guilabert, el tesorero, José María San-Matías, y otros dos miembros de la junta directiva, Rafael Blanquer y José Vicente Castaño, han analizado la dura situación actual que vive el turismo en Elche y en el mundo por la crisis del COVID-19, así como las inciertas perspectivas a corto y medio plazo.

Los directivos de la organización empresarial han puesto de manifiesto el duro golpe que está suponiendo para la economía local en general el cierre total de su actividad en uno de los periodos clave del año en el que se celebra la Semana Santa, el puente festivo de mayo y también multitud de eventos empresariales, culturales y sociales. También han expresado su intranquilidad por la temporada turística estival que llegará en breve y en la que las fiestas patronales de agosto tienen una notable relevancia.

Esther Guilabert ha resaltado la transversalidad del turismo que afecta a hospedaje y hostelería, pero también al ocio, el transporte, el deporte y la organización de eventos y las consecuencias que este parón tiene en su normal funcionamiento. Ha añadido que es el momento de empezar a pensar de forma precisa cuándo y cómo se va a producir la vuelta a la actividad, que ha señalado será lenta.

José María San-Matías ha destacado la incertidumbre de la reapertura, de los protocolos que habrá que aplicar y del comportamiento de los clientes, por lo que cree necesario que se empiecen a fijar fechas y procesos de puesta en marcha para saber si los constes son asumibles.

Rafael Blanquer por su parte ha remarcado la relevancia del sector en el PIB y en el empleo, así como la necesidad de que se tenga muy presente en la ordenación del retorno a la actividad que es un sector que trabaja directa y permanente con el cliente, por lo que hay que establecer unos sistemas que se puedan cumplir y que no desnaturalicen la actividad del sector que precisa movilidad y relaciones sociales.

José Vicente Castaño ha puesto especial énfasis en el gran impacto que está teniendo esta situación en el turismo de negocios y de congresos. Además, ha destacado la imposibilidad de planificar las actuaciones futuras por la incertidumbre de los procesos.

Los representantes de AETE han considerado positivas las medidas adoptadas hasta ahora por las distintas Administraciones, pero insuficientes para la dimensión que tiene el problema al que se enfrenta el sector turístico. Han destacado algunas actuaciones necesarias en materia laboral como alargar los ERTE después de finalizado el periodo de alarma y la flexibilización de sus condiciones para que no se arruinen las compañías del sector, que ya están al límite de sus posibilidades financieras.

Han pedido unos protocolos claros y aplicables en la vuelta a la actividad, reducción o eliminación de tributos y tasas, financiación asequible, ayudas directas para las empresas y campañas de promoción para recuperar cuanto antes los flujos de visitantes que han coincido irán incrementando su presencia paulatinamente desde el ámbito local hasta el internacional, en función de la confianza que tengan los turistas en el destino.

Para ver el programa completo pulsa aquí.

Nota de prensa de AETE con peticiones al alcalde de Elche

AETE pide la implicación del Ayuntamiento de Elche para evitar la destrucción del tejido empresarial turístico

Considera imprescindible la exención de la tasa de terrazas del primer trimestre, la bonificación del IAE, la reducción de tasas de recogida de basura y agua, y la bajada del IBI a los empresarios del sector

Elche, 17 de marzo de 2020

La Asociación de Empresas Turísticas de Elche (AETE) considera que la situación crítica que vive el sector, cuyos establecimientos permanecen cerrados desde el pasado fin de semana por el Real Decreto que establece el Estado de Alarma en el país y que ha sufrido cancelaciones y anulación de innumerables actividades de turismo congresual, convierte en muy urgente la adopción de medidas de apoyo por parte del Ayuntamiento de Elche para superar este escenario de extrema gravedad.

Los empresarios consideran que el consistorio ilicitano tiene en su mano poner en marcha, de forma inmediata, medidas relevantes para el sector turístico como la exención de la tasa de terrazas del primer trimestre; la bonificación del Impuesto de Actividades Económicas; la reducción de tasas de recogida de basura y agua; la supresión del canon de Establecimiento de Interés Comunitario; y la bajada del IBI a los empresarios turísticos y a los propietarios que reduzcan el alquiler a empresarios afectados por el Estado de Alarma. Algunas de estas iniciativas ya las han aplicado municipios como Valencia.

Además, la organización que aglutina a las empresas turísticas ilicitanas cree que el apoyo del Ayuntamiento de Elche es fundamental para que el resto de administraciones pongan en marcha iniciativas imprescindibles como:

· Incremento de las partidas económicas destinadas a préstamos y ayudas para pymes y autónomos que permita cubrir todas las necesidades de circulante sin intereses;

· aplazamiento del pago del IVA y de las retenciones a cuenta del IRPF del primer trimestre de 2020 doce meses sin intereses;

· aplazamiento de las cuotas de la Seguridad Social durante 6 meses sin intereses;

· la aplicación de una bonificación del 50% en el Impuesto de Sociedades;

· suspender el pago de la cuota de autónomos durante tres meses;

· determinar una moratoria de préstamos con pago recurrente;

· permitir el aplazamiento el pago de suministros (luz, gas, teléfono…) sin recargo;

· procurar que las extinciones, suspensiones temporales de contratos de trabajo o las reducciones de jornada motivadas de forma directa en la crisis del COVID-19 sean consideradas automáticamente de fuerza mayor por la autoridad laboral, y por tanto, se resuelvan en el plazo más reducido posible.

Estas actuaciones son de vital importancia para evitar el cierre de un gran número de empresas del sector turístico que se enfrentan a un periodo de inactividad y falta de ingresos en un momento clave del primer semestre (el puente de San José y la Semana Santa).